La experiencia del teletrabajo en la nueva normalidad: talento, productividad y fuerza laboral

De un día a otro los parámetros conocidos que teníamos sobre nuestros trabajos y rutinas se vieron modificados de forma vertiginosa. La cuarentena obligó a empleadores de todo el mundo a repensar cómo llevar adelante las tareas y hacer que las empresas se adapten y continúen funcionando. Al mismo tiempo, millones de trabajadores vivieron expectantes sobre cómo hacer para que sus deberes laborales resulten compatibles con lo cotidiano de sus hogares. 

En pocos días nos vimos obligados a armar oficinas improvisadas en nuestros hogares y llevar al mismo tiempo actividades diarias, donde familia, hijos y mascotas pasan a formar parte del escenario, perdiéndose de esta forma la separación entre intimidad y espacio laboral. Esta es la oportunidad de preguntarnos cómo impacta la pandemia en nuestras vidas y trabajos y cuáles son las mejores alternativas para que podamos lograr que el teletrabajo funcione.

Esta realidad también pone en jaque viejos paradigmas sobre el teletrabajo, los cuales son necesarios derribar, aseguran los especialistas. Al hablar de viejos paradigmas, hacemos referencia a la creencia de que control y productividad van de la mano, que el cumplimiento de horas y la presencia física del empleado en su espacio de trabajo, nos asegura su rendimiento.

Repensar la forma en que trabajamos

El teletrabajo demanda innovación por parte del empleador, el poder de control que tenían los jefes se ve disminuido por lo que debe fortalecerse la confianza del líder sobre su equipo con respecto al cumplimiento y rendimiento del trabajo. Rediseñar los procesos a fin de adaptarlos a la virtualidad, aumentar la comunicación, redefinir la colaboración y conexión entre los mismos durante el distanciamiento social son algunas de las aristas que se deben tener en cuenta para contar con equipos resilientes y más adaptados al momento de volver a la oficina.

La nueva normalidad, con la particularidad de forzarnos a cumplir tareas desde el hogar nos presenta el desafío de repensar las modalidades de trabajo, en las que es factible preguntarnos si volveremos a la normalidad conocida antes de la pandemia de asistir semanalmente a la oficina, o si será posible realizar una combinación de trabajo presencial con teletrabajo, plantear objetivos y no cumplir determinada cantidad de horas de oficina, por ejemplo.

Diversos sondeos de opinión (*) arrojan datos reveladores sobre el tema:

  • Empleadores y equipos descubrieron que podían realizar sus tareas de forma remota y que no se veía afectada la productividad, contrario a lo que creían previo a la pandemia.
  • Se expone en la mayoría de los casos la falta de un espacio físico o condiciones adecuadas en el hogar (internet banda ancha, computadora, silla ergonómica, webcam, micrófonos, entre otros).
  • Un alto porcentaje de los encuestados reveló que prefiere la modalidad remota porque dice tener un mejor balance entre su vida y trabajo, pese a haber respondido también que se sienten más cansados y estresados.

Al mismo tiempo, diversos dueños y dirigentes de empresas argumentaron creer que la productividad no se vio afectada por el teletrabajo, lo que los lleva a ser optimistas y considerar modificar su política de trabajo a modelos híbridos más flexibles, que combinen días de oficina y teletrabajo, al destacar también, la importancia de compartir un mismo espacio físico en ciertas circunstancias.

Dar lugar a nuevas estrategias 

Para contar con jefes y empleados motivados, en Dominó Consultores brindamos diagnósticos precisos acerca de cómo tu empresa se encuentra atravesando este momento, generamos mecanismos de acompañamiento, herramientas de liderazgo y manejo de crisis, capacitaciones de implementación del teletrabajo. Estamos convencidos en dar soporte a empleados y empleadores para innovar y lograr equipos más motivados, resilientes y con mayor rendimiento.

(*) 5° Encuesta Spot Covid-19 realizada por la Consultora Mercer, desde el 25 al 30 de junio a 260 empresas. (*)Encuesta de opinión realizada por Santiago Bilinkis mediante la red social Twitter.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *